Si revisas el teléfono en medio de la madrugada porque te ha llegado una notificación o eres capaz de detener cualquier actividad tras una sola vibración de tu dispositivo, puede que seas adicto al smartphone.

Un nuevo reto en forma de concurso está lanzando Vitaminwater, empresa de bebidas vitaminadas, la cual ofrece una insólita oferta para los usuarios que puedan permanecer durante un año completo sin sus teléfonos inteligentes y sin utilizar tampoco el dispositivo de cualquier otra persona.

La empresa está dispuesta a abonar 100 mil dólares al ganador de este desafío. Pero no es tan fácil como parece. Tiene que estar absolutamente probado, tanto que la compañía echará mano del detector de mentiras para corroborar que se ha cumplido a cabalidad.

Te puede interesarEl móvil y los opiáceos alteran el cerebro de la misma forma

Este interesante concurso puede ser la gran oportunidad para realizar una desintoxicación de tu smartphone y evitar así que siga gobernando tu vida.

Quienes deseen participar deberán publicar una fotografía en Twitter o Instagram con los hashtags #NoPhoneForaYear y #Contest, explicando por qué necesitas un descanso de tu teléfono y qué harías con tu tiempo libre. También, puedes decir por qué quieres participar en el concurso, y qué es lo que harías con el dinero, si resultaras ganador.

Vitaminwater, ha tomado precauciones para que los participantes no queden incomunicados y proporcionará teléfonos celulares de la época de los 90 que se pueden usar durante el concurso.

Además, no se prohibirá el uso de computadoras ni de dispositivos domésticos inteligentes, como Google Home o Amazon Echo.

Te puede interesar: Los vicios del móvil ¿Son las mujeres más adictas que los hombres?

El concurso está abierto sólo a residentes legales de Estados Unidos, con un mínimo de 18 años de edad y como requisito deberá poseer y usar un teléfono inteligente a diario antes del inicio del concurso.

La adicción al celular recibe el nombre de nomofobia y se refiere a la ansiedad o miedo irracional a quedarse sin acceso al dispositivo móvil.

Aunque no está considerada como una enfermedad o trastorno psicológico, la adicción al móvil puede causar graves problemas en la vida diaria, especialmente en las interrelaciones.

Te puede interesar: Tecnologías digitales ¿contra la democracia y el orden social?

Atamayca Jiménez