Aunque las empresas Apple y Amazon son tan diferentes entre sí como las manzanas y las naranjas, ambas se enfrentan en una batalla de titanes entre los gigantes del billón de dólares.

 

 

Tradicionalmente, la mayoría de los ingresos de Apple provienen de la venta de dispositivos, sobre todo del iPhone, iPad, iMac y iPod.

Apple solo cuenta con una participación del 14% en el mercado global de los teléfonos inteligentes. Sin embargo, sus ingresos suelen eclipsar a su competidor más cercano.

Según la consultora Strategy Analytics, en el primer trimestre de 2018 Apple obtuvo US$61.000 millones en ventas, mientras que empresas similares como Samsung solo alcanzó US$19.000 millones, seguido de Huawei en tercer lugar con US$8.000 millones.

Por su parte, Amazon tuvo un desempeño peor de lo esperado en los últimos cinco años en la venta de dispositivos como los lectores Kindle y los parlantes inteligentes Echo. Pero los analistas dicen que puede permitírselo. “Amazon puede sostener un modelo en el que se sacrifiquen márgenes de venta porque genera ingresos por servicios y contenido”, explica Roberta Cozza, analista principal en Gartner.

Lee aquí: El desafío de Apple para el futuro

Crecimiento a largo plazo

Para el director general de GlobalData Retail, Neil Saunders, ambas empresas continuarán creciendo, pero a un ritmo diferente.”Preocupa que Apple no sea capaz de aumentar las ventas de iPhone en una época en que hay mucha más competencia”, le dice a la BBC.

Igualmente, asegura que por eso el precio de sus acciones ha sufrido altibajos y que necesita otro producto “estrella”, o su crecimiento se estancará.

Amazon, en cambio, es más joven no tiene todavía una presencia establecida en muchos países, así que tiene más margen de crecimiento que Apple.

“Puedes usar Amazon todos los días, pero con Apple compras un producto al año. Amazon tiene más posibilidades de crecer que Apple”, dice Saunders.

También puedes leer: Lo que prepara Apple para sus nuevos iPhone

Isabel Cisneros