El cantante urbano Bad Bunny fue demandado por la artista plástica Paula del Toro por la cantidad de $75,000, por la utilización de una de sus obras en el vídeo “Si tu novio te deja sola”, interpretada junto al colombiano J.Balvin, quien también está demandado.

La demanda es por daños y perjuicios (derecho moral de autor).

 

 

Según señala del Toro, su obra se encuentra en La Perla, en el Viejo San Juan, donde se grabó el vídeo del tema, y no le pidieron autorización para incluir la misma y ser utilizada comercialmente.

Junto a Bad Bunny (Benito Antonio Martínez Ocasio) y J Balvin (Josá Alvaro Osorio Balvin) están demandados Hear This Music LLC, Lion Fish Music LLC, Rebeca León and Holding Management LLC, Universal Music Group, Inc. UMG Recording Inc., Aseguradora A, Aseguradora B, John Doe y Companias Abc.

Aunque en la demanda se solicitan los $75,000 más los gastos incurridos, no se solicita el cese y desista de presentar el vídeo. Según la demanda, más de 800,000 personas han visto el mismo.

En la demanda SJ 2018 18C00909 (801) se alega que hubo violación al derecho moral del autor y utilización de la misma sin autorización de la autora.

Lee aquí: Reaparece “la Comay” para anunciar concierto de Bad Bunny

Además, en la demanda se expresa que como parte del video se hace una campaña para denigrar el género femenino, expresado en la letra de la canción, incluyendo las líricas: “Un xxxxxx así no se encuentra en Ebay. Este (órgano masculino) es tuyo, te lo tengo all night awake. Y yo siempre me maltrato viendo tus vídeos y tu retrato”.

Para la artista, estas frases “denigrantes” no deben relacionarse con sus obras. En la sección 4.5 de la demanda, radica por el licenciado Fernando Cervoni Mundo, indica: “La obra plástica de la parte demandante Paula del Toro Menegatto que aparece en el video está relacionada con la dignidad de la compareciente.

Te puede interesar: Del gramófono al streaming: Bad Bunny el artista sin disco

De igual manera, la demandante tiene el derecho personalísimo sobre toda su obra plástica que aparece en el video para recibir o declinar el crédito, prevenir que sea alterada y decidir cómo se expondrá. La autora tiene el derecho de prevenir la distorsión o alteración de las obras platicas que aparecen en el video. En otras palabras, si la lírica no fuera tan explícita y le hubiesen pedido permiso quizás esta demanda no se hubiese hecho.

 

 

También puedes leer: La “buena vibra” de J Balvin lo ha convertido en un líder

Isabel Cisneros