El uso medicinal del cannabis es una práctica milenaria, conocida y aplicada desde la antigüedad.

En el tratamiento de la esclerosis múltiple esta hierba ofrece variados beneficios.

La marihuana como uso terapéutico puede ser muy efectiva en el tratamiento de la esclerosis múltiple debido al efecto que tiene sobre unas proteínas (llamadas receptores cannabinoides) que están distribuidas por todo el sistema nervioso y también en el sistema inmune del ser humano.

Esas sustancias intervienen en procesos como el movimiento y la percepción del dolor.

Se han publicado diversos estudios científicos que comprueban que la marihuana puede aliviar los dolorosos síntomas de la esclerosis múltiple.

El Canadian Medical Association, una asociación nacional y voluntaria de médicos, en Canadá, evaluó a 30 pacientes con el padecimiento quienes presentaban contracciones dolorosas en sus músculos.

Estas personas no respondieron a otros tratamientos, pero después de probar el tratamiento con cannabis medicinal, durante unos días, manifestaron sentir menos dolor.

EL cannabidiol (CBD) es el componente principal de la planta y tiene un alcance más amplio para aplicaciones médicas.

Provoca un efecto sedativo en la mayoría de los casos e inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al dolor.

Te puede interesar:

El agente químico que provoca los efectos psicológicos de la marihuana, es el THC, también conocido como tetrahidrocannabinol y tiene la capacidad de cambiar el comportamiento de una persona conectándose a los receptores de las células nerviosas.

El componente psicoactivo del cannabis trabaja junto a los receptores de estos nervios y los músculos para aliviar el dolor.

¿Cuáles son sus beneficios?

En conjunto, el CBD y el THC mejoran los síntomas de espasticidad y dolor en las personas con esclerosis múltiple.

  • El extracto de cannabis que se administra en forma de cápsula puede ayudar a aliviar la rigidez muscular (espasticidad) y los espasmos.
  • El extracto (aceite) puede reducir el dolor.
  • Un aerosol oral puede reducir la espasticidad, el dolor y la necesidad imperiosa de orinar.
Otros beneficios del cannabis en esta afección son:
  • Disminución del temblor
  • Bienestar general, relajación
  • Inducción al sueño.

No obstante, todos los medicamentos a base de cannabis tienen efectos secundarios considerables:

  • Dificultad con la atención o la concentración
  • Mareos o sensación de desmayo
  • Sequedad de la boca
  • Alucinaciones
  • Pérdida del equilibrio y caídas
  • Depresión o psicosis

Te puede interesarCanadá y otros países donde es legal el consumo de marihuana

Atamayca Jiménez