Por su antigüedad y la originalidad de sus productos, así como técnicas y procedimientos de preparación, la comida mexicana fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO.

Y es que, la gastronomía mexicana es un deleite no sólo para los habitantes de este país, sino que cada extranjero que viene a nuestra tierra, queda completamente enamorado de los sabores de los muchos de los platillos que hay a lo largo y ancho del país azteca.

Si estas de visita en México no dudes de visitar alguno de sus 32 estados y probar la comida más auténtica y tradicional. Alguno de los estados que sobresalen por su tradición gastronómica son:

 

Oaxaca

Este estado localizado al sur del país tiene un vasta y amplia lista de platillos. Desde el tradicional mole, tamales, tlayudas (una tostada gigante que lleva de base frijoles y se puede combinar con cecina enchilada, tasajo, chorizo y hasta chapulines), atole de agua y de masa sabor a chocolate, son tan sólo algunos de los platillos que podrás probar en cada rincón del estado.

Su gastronomía es una mezcla entre el México prehispánico y el tradicional, que ha pasado de generación en generación.

 

Monterrey

La tierra para los amantes de la carne. Arrachera, costillares, cabrito, machaca con huevo, son tan sólo unas de las tantas opciones para que deleites el gusto por la comida.

Lo más curioso aquí es que como buenos mexicanos todo lo comen con tortilla, pero aquí en vez de ser de maíz es de harina. La sultana del Norte resulta ser un destino que muchos quieren conocer debido a estas opciones gastronómicas.

 

Veracruz

Por estar cerquita del mar, la mayoría de sus platillos son elaborados con mariscos, de ahí que sea tan famoso el pescado a la veracruzana. Pero este estado no es sólo esto, también hay tamales, atole de tamarindo, volovanes (un pan hecho a base de pasta hojaldre), toritos (licor de cacahuate, y café mucho café. La mezcla de estos sabores nos recuerda que México tiene una gran cultura culinaria.

Lee aquí: Las mejores áreas para alojarse en Ciudad de México

 

Ciudad de México

Aquí lo hay de todo y para todos los gustos. Cada esquina, cada mercado, y cada tianguis tienen una oferta para hasta el más exigente de los comensales.

Tacos, tortas, tamales, chilaquiles, comida de casa o comida corrida, tacos de carnitas o de barbacoa, quesadillas, sopes, pambazos o chilaquiles… La Ciudad de México se rige por eso, por la mezcla de todos los sabores de los estados que conforman México.

 

Puebla

Puebla y sus míticos túneles secretos

Este estado que tiene una de las más grandes variedades de platillos típicos.

Hay desde chiles en nogada, cemitas, pipián, molotes, pambazos, mole de olla, memelas, enchiladas, huauzontles, y por supuesto, el típico mole poblano. Todos y cada uno de ellos preparados con elementos básicos como carne de pavo o pollo, almendras, chocolate, cacahuate, ajonjolí, canela, ajo y cebolla, por mencionar algunos.

Ir a Puebla, además de disfrutar de bellos paisajes con los volcanes de fondo, ver sin número de artículos elaborados con talavera, contemplar sus iglesias y artesanías es un deleite para todos los sentidos.

Te puede interesar: El impacto de la gastronomía mexicana en el mundo

Isabel Cisneros