Cómo las empresas chinas se convirtieron en gigantes tecnológicos

En menos de dos décadas varias empresas tecnológicas chinas se han posicionado entre las mayores firmas del mundo según su valor de mercado.

Como es el caso de las llamadas BAT -Baidu, Alibaba y Tencent-, conocidas popularmente como la versión asiática de Google, Amazon y Facebook, aunque en la práctica, estas compañías venden muchos otros productos y servicios tecnológicos que aquellos usualmente identificados por los consumidores.

Los emprendedores chinos han creado negocios para mercados globales replicando los modelos chinos que han sido exitosos”, le dice a BBC Mundo Benjamin Harburg, socio director de MSA, una empresa de capital de riesgo con sede en Pekín.

Estas son algunas de las claves de como las empresas chinas se han convertido en gigantes tecnológicos.

Te puede interesar: Las 10 empresas más grandes de América Latina

 

  • Invertir en el exterior y adquirir empresas

En 2015, China invirtió por primera vez más en el extranjero de lo que las compañías foráneas invirtieron en el país, un hecho que reflejó el apetito de las compañías chinas por salir al mundo y el deseo de Pekín de apuntalar su desembarco internacional.

Ese punto de inflexión fue considerado por el gobierno como resultado de su estrategia de incitar a las compañías a comprar en el extranjero para estimular el crecimiento. De ahí en adelante, con altibajos y diferencias sectoriales, la tendencia no ha parado. Un ejemplo reciente son las inversiones de Didi Chuxing en la empresa Careem en Medio Oriente.

 

  • Proveer componentes a multinacionales occidentales y ensamblar productos finales

Originalmente para abastecer la cadena de producción internacional con el uso de mano de obra a bajo costo, aunque, con el tiempo, fue pavimentando el camino para mejorar la fabricación local de productos tecnológicos.

 

 

  • Convertirse en el fabricante original de marcas occidentales

Ser el fabricante original de marcas occidentales les permitió a las empresas chinas acumular un know-how clave para potenciar el desarrollo tecnológico chino.

 

  • Penetrar mercados emergentes

Las economías emergentes se han transformado en el nuevo campo de batalla de las tecnológicas chinas, europeas y estadounidenses. Las empresas chinas suelen entrar con precios más bajos que sus rivales, puesto que mantienen bajos costos de producción.

 

  • Exportar un modelo de negocios probado localmente

Tras probar éxito en el mercado local, las tecnológicas chinas trabajan con modelos de negocios flexibles que son fáciles de adaptar, como, por ejemplo, plataformas que integran una variedad de servicios de comercio electrónico en un solo lugar.

 

  • Crecer internamente con la competencia bloqueada

Varias empresas tecnológicas extranjeras como Facebook o Google han sido bloqueadas en el mercado chino, una decisión del gobierno que le da una ventaja inigualable a las firmas locales para crecer internamente, capitalizarse, y luego salir a competir al exterior.

 

  • Asociarse con las firmas extranjeras que llegan a China

Muchas empresas occidentales, y especialmente Estados Unidos, critican duramente a China por subsidiar a sus empresas o darle facilidades que no se comparan con las restricciones que las firmas foráneas tienen que enfrentar cuando intentan ingresar al mercado chino.

Una de ellas es la obligación que impone el gobierno chino a las empresas extranjeras de asociarse con una firma local para poder operar en territorio chino.

 

Lee aquí:

Isabel Cisneros