Perú reglamenta el uso medicinal del Cannabis abriendo las puertas a la inversión  en ese país.

Otras latitudes como Uruguay, Chile y Colombia ya cuentan con inversiones de multinacionales de Canadá y EE.UU.

El auge que ha tomado la marihuana medicinal tras su legalización progresiva en Latinoamérica y el Caribe ha originado un potencial mercado que atrae a diversas empresas inversionistas de Canadá y Estados Unidos.

Te puede interesar: 2018: el año de la marihuana legal

 

En Perú, finalmente se aprobó el Reglamento de ley para el uso medicinal y terapéutico del cannabis.

El Estado deberá garantizar el acceso a la marihuana y sus derivados con fines médicos.

Con esto se abren las oportunidades de inversiones en el país.

Compañías internacionales como la canadiense Canopy Growth están muy interesadas en explotar el mercado en Perú, y ésta en particular, ya cuenta con oficinas en el país.

Por su parte, Antonio Droghetti, director general de Canopy LATAM, expresó en un comunicado:

El panorama para el cannabis medicinal continúa evolucionando rápidamente en América Latina y Perú está a punto de tomar un rol protagonista con la introducción de nuevas regulaciones que esperamos que prioricen el acceso de los pacientes“.

El avance del mercado de Cannabis en otros países de la región ya suma inversiones en plantas productoras y adquisiciones de empresas locales.

Estos inversionistas ya poseen autorización para comercializar productos elaborados a base de marihuana medicinal.

Te puede interesar:

 

URUGUAY

A finales de 2013, Uruguay se convirtió en el primer país en regular el mercado de marihuana medicinal desde su siembra hasta su comercialización.

Fotmer una empresa de capitales uruguayos y extranjeros que opera en el país desde 2017 ya invirtió US$7 millones en laboratorios y cultivos.

En diciembre del 2018, ICCLabs, propiedad de la canadiense Aurora, inauguró un laboratorio para producir cáñamo.

Una planta similar a la marihuana, con una inversión de US$12 millones.

Te puede interesar: Uruguay: se multiplica la demanda de marihuana legal en el país suramericano

 

CHILE

El gobierno chileno autorizó la elaboración y venta de medicamentos a base de marihuana desde finales del 2015.

En Chile existen actualmentre tres compañías internacionales que ofrecen productos de cannabis medicinal.

En 2018 llegó la canadiense Canopy Growth, la compañía de marihuana que cotiza en Wall Street más grande del mundo, con una inversión local de 10 millones de dólares.

Después, la también canadiense Tilray, que adquirió a la chilena productora de cannabis Alef Biotechnology por 3.9 millones de dólares.

Recientemente Khiron arribó al país asociándose con la titular de la primera licencia de cultivo de cannabis medicinal en el país (Dayacann).

 

​COLOMBIA

​El gobierno de Colombia autorizó los procesos de producción y fabricación del cannabis con fines médicos en el 2016.

A fines del 2018, se registraron más de 214 empresas o personas con licencia para producir marihuana medicinal.

Firmas americanas y canadienses, como USA Real Estate Holding, Organto Foods y Khiron Life Sciences adquirieron a ocho negocios entre proyectos, clínicas especializadas y firmas establecidas en Colombia.

Se estima que el país alcanzaría un mercado superior a los 43.000 millones de dólares en el 2025.

 

MÉXICO

A finales de 2018, el país Azteca autorizó la comercialización de los primeros productos elaborados a base de cannabis.

Ese mismo año la canadiense Aurora Cannabis compró Farmacias Magistrales.

Se trata de la primera empresa mexicana con licencia para importar productos medicinales a base de marihuana.

Se estima que México podría alcanzar, en un año, la misma cifra de ventas que registró Canadá en cinco años.

Puesto que posee el doble de población y además es uno de los principales productores de marihuana del mundo, después de Marruecos.

Te puede interesar: La moda del Cannabis llega al Oscar

Atamayca Jiménez