Conoce los hábitos que los jefes aman de sus empleados

Muchas veces nos preguntamos que hace que un empleado destaque entre el resto, tanto para sus compañeros como para sus jefes.

Realmente no hay una formula específica para ello, pero si ciertos hábitos y características que puedes incorporar a tu rutina laboral que te harán destacar entre los demás.

Llega temprano

Cómo dejar de llegar tarde y tener el hábito de la puntualidad

Si es posible, intenta llegar unos 10 minutos antes que tu jefe a primera hora. Si no puedes hacer esto porque tu patrón es demasiado madrugador.

Entonces, intenta quedarte 10 minutos después de la hora de salida. Puede que parezca algo sin mucha importancia, pero si tu jefe nota esto lo dejarás impresionado.

Ayuda a los demás

Ser el tipo de la oficina que siempre se ofrece para ayudar en algo también puede darte algunos buenos puntos frente a tu jefe.

Por eso, procura siempre estar disponible para darle una mano a tus colegas. Sólo recuerda no descuidar tus propios deberes.

Cumple con tus objetivos

compañeros de trabajo

A todos los jefes les gusta un empleado que pueda entregar a tiempo proyectos, tareas y otros encargos.

Esto haría que tu jefe te dé más responsabilidades y que las hagas sin estarte supervisando, lo cual te ayudaría a trabajar menos presionado, y a sentirte muy valorado.

Te puede interesar: Cómo serán los trabajos que le deparan a los millennials

Anticiparte a sus necesidades

Te sería de mucha utilidad desarrollar la capacidad de pensar en lo que está por venir.

Es decir, que deberías reflexionar sobre el panorama general de la industria y recrear escenarios en los que aproveches oportunidades o evites problemas.

Esta habilidad te haría un empleado muy valioso para tu jefe.

Adáptate a su estilo

A algunos jefes les gusta escuchar muchas opiniones y a otros les encanta trabajar solos. Sin importar lo que ellos prefieran, tu preocupación debería ser adaptarte a su forma de laborar.

Para saber cuál es la mejor forma de colaborar con él puedes preguntarle directamente. Así, en lugar de andar suponiendo, tendrás bien claro cuál es su método de trabajo favorito y qué es lo que lo frustra.

Recuerda que ganarte el aprecio de tu jefe te asegurará tener más probabilidades de ascender y mantenerte por más tiempo en la empresa.

Tratar la empresa como si fuera propia

Por qué no deberías tocar estos temas en tu trabajo4

En este sentido, estos profesionales son prudentes en la toma de decisiones y se preocupan por el futuro de la compañía.

Demostrar habilidades conservando la humildad

Procura ser un ejemplo para tus compañeros demostrando un excelente desempeño y dejando de lado la arrogancia.

Inspirar a los demás a ser mejores

Para los buenos empleados, el éxito y los logros ajenos son tan importantes como los propios.

Contribuye al buen ambiente laboral

Evita los conflictos, sé amable y educado con todos y ofrece tu ayuda a quien la necesite.

Lee aquí: Estrés laboral: claves para reducir el mal que aqueja a miles de empleados

Isabel Cisneros