“El voto en el extranjero podría cambiar resultados”, afirma en una entrevista Luis Enrique Andrade, consejero del Instituto Nacional Electoral

Los mexicanos y los hijos de mexicanos en Estados Unidos tienen hasta el 31 de marzo de 2018 para iniciar los trámites para votar en las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio. Informar y movilizar a estos electores es una tarea que recae en la cincuentena de Consulados que México tiene en el país vecino. En las últimas presidenciales, votaron 44.000 personas desde el extranjero. En las nuevas, podrían ser entre 250.000 y 500.000, afirma Luis Enrique Andrade, consejero del Instituto Nacional Electoral. “El voto en el exterior, aunque no sea millones, puede cambiar un resultado”.

 

(elpais)

.