Michael Rohana, de 24 años, habría ingresado a escondidas a la sala de exposición de los “Guerreros de Terracota“, en el Instituto Franklin de Philadelphia, el pasado 21 de diciembre. Se tomó una selfie con su teléfono móvil posando al lado de uno de los guerreros y luego aparentemente puso su mano sobre la mano de la estatua y algo se rompió, (el pulgar del guerrero) guardó la pieza en el bolsillo y se marchó del lugar.

El personal del museo no notó la ausencia del pulgar hasta el 8 de enero 2018. El FBI investigó lo sucedido y así fue como dieron con Rohana, quien admitió que había guardado el pulgar en el cajón de un escritorio en su casa.

El Instituto Franklin fue duramente criticado por el El Centro de Promoción del Patrimonio Cultural de Shaanxi, y su director Wu Haiyun exigió un severo castigo al responsable del daño. Expresó que es el primer incidente de esta índole en una exposición en el exterior y que fueron descuidados con las estatuas.

Agregó que el Centro enviará dos expertos a Estados Unidos para evaluar el daño y reparar la estatua con la pieza recuperada. También se tiene intención de hacer un reclamo por compensación.

Las autoridades culturales de Estados Unidos han pedido disculpas y en las próximas semanas, se espera que se inicien las audiencias para que Rohana reciba la sanción que merece.

Es importante destacar que el Ejército de los Guerreros de Terracota es uno de los hallazgos arqueológicos más relevantes de China y son Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco.

Atamayca Jiménez

#TheBachelor #VirtueMoir #HBCURising #TrumpCollued #ShibSibs