La alegría que generan las celebraciones por motivo de Navidad y el fin de año, trae consigo la posibilidad de sobrepasar todos los límites, especialmente en cuanto a consumo alimenticio se refiere, pues es tradición deleitarnos con los más exquisitos manjares durante estas fiestas.

En realidad no hay que torturarse haciendo dietas o siguiendo recomendaciones extremistas. Lo ideal es lograr, y por qué no, mantener un equilibrio previo a estas fechas que invitan a compartir, divertirnos y comer rico y en abundancia.

Para ello, te damos a conocer 9 puntos claves para mantenerte en forma y echar mano de ellos ahora que faltan muy pocos días para degustar los platos típicos de estas fechas.

1. Reduce al mínimo el consumo de alimentos procesados

Esto implica minimizar el consumo de dulces, pan, pasta y otros alimentos procesados que pueden contener más sal y azúcar como el atún enlatado e incluso el yogurt comercial.

Existen sabrosas opciones con las que puedes remplazar esos alimentos: el pan, harina y arroz integral, las frutas y frutos secos y por supuesto verduras y legumbres. Lo esencial es que evites las harinas blancas y refinadas y procures consumir más carbohidratos saludables en el desayuno y en el almuerzo.

2. Reduce tu consumo de lácteos

Ciertas investigaciones científicas señalan que el azúcar, la harina y los lácteos pueden causar inflamación, así que  te recomendamos que los sustituyas por leches vegetales como la de arroz o avena que son ricas en fibra y proteína.

Te puede interesar: Los secretos de belleza de Meghan Markle

3. Bebe al menos un vaso de agua con limón en ayunas

Un estudio del Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition, reveló que los polifenoles, sustancias del grupo de los antioxidantes de la cascara del limón, impiden que la grasa se acumule en un periodo de 12 semanas, además el limón favorece la sensación de saciedad.

4. Evita el alcohol

Las calorías del alcohol no aportan nutrientes, pero sí se almacenan en el cuerpo y terminan por convertirse en grasa. Si después de una noche de copas te sientes hinchada de todos lados, se debe a que el alcohol influye en la retención de líquidos y acumulación de grasa que al final se convierte en celulitis. Sin embargo, el vino tiene propiedades hasta curativas.

5. Aumenta el consumo de proteínas

Consume proteínas especialmente en el desayuno y la cena. Es importante que incluyas una buena porción, así sentirás mucha más saciedad y las calorías que consumas serán utilizadas de diferente manera, y en lugar de convertirse en grasa se convertirán en músculo. Te recomendamos consumir carnes magras, como: pollo, huevo y pescados blancos.

6. Toma el tiempo necesario para masticar

Te puede interesar: Los sorprendentes usos de la chía para bajar de peso

Esto es clave a la hora de mejorar la digestión de los alimentos, además cuando comes rápido es muy probable que ingieras más cantidad de comida para sentirte satisfecha.

7. Abundante agua

En personas adultas se recomienda beber entre 1.5 litros y 2 litros de agua diarios. La manera correcta de beberla es distribuyéndola a lo largo del día para mantenerte siempre hidratada y no se te haga pesado cumplir con la cuota.

8. Ponte en movimiento

Recuerda que es fundamental mantener alguna actividad física. Lo ideal es que practiques al menos 30 minutos de HIIT o 60 de cardio tres veces a la semana. Correr, andar en bici, caminar o cualquier otra, pero ponte en movimiento.

9. Dormir 8 horas

Cuando no descansas bien, despiertas con más hambre y como consecuencia comes más porque a tu cuerpo le falta energía y opta por buscarla en alimentos procesados.

Si te aplicas y sigues al pie de la letra estos 9 pasos,    podrás eliminar esos kilitos de más antes de la gran cena navideña.

Te puede interesar: El insólito método de perder peso sin hacer dieta

Atamayca Jiménez