Cayetana Rivera hija de la duquesa de Montoro y Francisco Rivera Ordóñez ha regalado una grabación de recuerdo a los invitados a su fiesta de mayoría de edad.

En medio de una gran celebración, la que no pudo realizarse el año pasado, Tana, la hermosa hija de Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo, ha tenido un detalle en video con sus invitados el cual resume su puesta de largo (fiesta de mayoría de edad).

Pasadas dos semanas de la fiesta se filtró la emotiva y divertida grabación que lleva por título
Tana’s 18, y allí se puede ver a la joven en su faceta más íntima junto a sus familiares cercanos y su novio.

La presentación formal en sociedad de Cayetana tuvo lugar el 14 de septiembre en la finca sevillana La Pizana, y en el video editado de 4 minutos de duración, Tana es pillada fumando un cigarillo, un hábito personal que se desconocía de la joven.

En el material se desvelan momentos inolvidables de la noche, con Eugenia y su esposo Narcís Rebollo dándose algún que otro breve beso en los labios, la jove Tana charlando con su madre y compartiendo con su novio, Curro Soriano.

La canción de fondo seleccionada para acompañar el video fue Shape of you, del cantautor británico Ed Sheeran.

Uno de los momentos más destacados es el especial abrazo entre Tana y Lourdes Montes, la esposa de su padre, mientras que los que hubo entre madre e hija y padre e hija son muy numerosos en toda la grabación.

Entre tanto, Eugenia, Cayetano, Fernando y Carlos, el duque de Alba, se dejan llevar por la música, baile y diversión.

Uno de los regalos más especiales que recibió Cayetana fue un pequeño lechón negro. En la imagen se observa cómo Tana se lo entrega a su madre, Eugenia, quien hace meses publicó la triste noticia de la muerte de ‘Bacon‘, un cerdo al que acogieron como su mascota doméstica.

Tana, lucía muy elegante con un vestido rojo de Lorenzo Caprile, en cuello halter y amplia abertura en la falda, y peinada con un moño bajo. Sus accesorios fueron los pendientes en oro y coral, que eran de su abuela, la duquesa de Alba. A una altura de la noche, la joven agasajada se deshizo de sus plataformas rojas y lució unas zapatillas deportivas tipo Converse y a su vestido le hizo un nudo en la falda para no pisarlo.

Y no podía faltar su tío, por parte de padre, Kiko Rivera, quien cambió por unos minutos el esmoquin por el atuendo de dj. Sin duda, una gran fiesta llena de armonía que duró hasta altas horas de la madrugada y que quedará en el recuerdo de todos los asistentes.

Te puede interesar: La exclusiva boda del futuro duque de Alba

Atamayca Jiménez