Nueva York dio hoy un paso al frente y se convirtió en la primera gran ciudad en limitar las licencias de compañías como Uber o Lyft.

Actualmente en la Gran Manzana existen unos 80,000 autos registrados en Uber, aunque hay voceros que hablan de que los carros que operan bajo esta empresa pueden llegar a ciento treinta mil, y cuyo servicio será afectado, tras la más reciente aprobación del proyecto de ley que  regularizará las tarifas de esta aplicación como cualquier otro servicio de taxi, presentado en el Concejo Municipal de la ciudad.

El ayuntamiento neoyorquino que dirige Bill de Blasio aprobó el proyecto de ley para limitar durante un año la emisión de nuevas licencias de VTC, periodo en el que estudiará el impacto de este servicio en el sistema de transportes urbano.

Desde que Uber y otras aplicaciones de autos como Lyft entraron en auge, los taxistas amarillos, verdes y livery han manifestado sus voces de protesta, asegurando que esa aplicación tiene a la industria de los taxis en jaque.

 

Lee aquí: Nueva York quiere imponer restricciones a Uber

Reacción de los usuarios

Los usuarios del servicio han reaccionado con mucho temor. Pasajeros de Uber como el colombiano Hernán Fernández, consideran que la idea de que los autos afiliados a la popular aplicación tengan las mismas obligaciones, pagos y regulaciones de los taxis tradicionales, en últimas terminará dejando sin empleo a muchos conductores y dándole “un golpe” al bolsillo de los usuarios.

Vocero del consejo

Ante las preocupaciones de los usuarios ante el aumento de las tarifas, el concejal Rubén Díaz, presidente de Comité de Autos Contratados del Concejo Municipal salió en defensa de su proyecto y dijo que, con la regularización de Uber y otras aplicaciones al mismo nivel de los taxis, todos salen ganando. Además, afirma que los usuarios también han sido escuchados en todo este proceso.

Díaz calificó de “campaña de terror” la sugerencia de que regularizar a Uber pondrá en riesgo el servicio e impactará a los usuarios. “Uber quiere hacer lo que quiera y aunque tenga sus millones no puede ser todo para ellos”, agregó Díaz.

Asimismo, el presidente del Comité de Transporte del Concejo, Ydanis Rodríguez, aseguró que lo más importante es que nadie quede afectado.

A través de una vigilia frente a City Hall, decenas de manifestantes expresaron su apoyo al límite máximo de vehículos de alquiler por año, bajo la premisa de que “nadie más se vea obligado a suicidarse debido a la crisis de la pobreza que ha devastado los conductores en todos los sectores”.

También te puede interesar: Cómo UBER ha logrado bajar la cifra de accidentes en Nueva York

Isabel Cisneros