Indemnizaron a grafiteros en Nueva York luego de derribar edificio con sus obras.

Recibirán 6,7 millones de dólares.

Las paredes del complejo conocido como 5pointz, fue el lienzo que utilizaron 21 artistas para expresar su arte en grafiti. Contaban con el consentimiento del propietario Jerry Wolkoff pero la demolición de la estructura ocurrida en 2014, dio paso a un debate legal sobre la conservación de las obras, o si el propietario tenía pleno derecho sobre ellas.

El juicio con duración de 3 semanas concluyó en noviembre 2017. Los artistas que iniciaron la demanda se basaron en la Ley de Derechos de los Artistas Visuales de 1990, que permite prevenir la destrucción intencionada o negligente de cualquier trabajo de amplio reconocimiento público.

Los murales de 5Pointz ubicados cerca del puente que conecta Manhattan con Queens, en Long Island City, se habían convertido en una atracción turística y fue incluso utilizado como escenario de películas.  Sin embargo,  Wolkoff procedió a cubrir el mural con pintura blanca en el 2013.  El edificio fue demolido en 2014 para dar paso a la construcción de un edificio de apartamentos de lujo.

El Juez Federal, Frederic Block, indicó que las obras artísticas, consideradas un museo al aire libre, eran de gran calidad y destacó la técnica, la maestría y la visión utilizada por sus creadores: “que merecía haber sido expuesta en museos de renombre”. Citó, además, que “el crimen se redujo en el barrio gracias a esta colección.”  Por lo cual sentenció que el dueño de la estructura debe compensar a los artistas con 6,7 millones de dólares.

Atamayca Jiménez