Iluminadores de gelatina las nuevas tendencias de maquillaje del 2019

Gracias a su facilidad en la aplicación y a su condición de multiusos, los iluminadores de gelatina comienzan a conquistar el ritual de maquillaje de muchas mujeres.

La textura jelly se ha convertido en una de las tendencias más destacadas de 2019.

Corea del Sur fue el lugar que se pensó que la gelatina podría funcionar como textura en cosmética.

Empresas locales como Moonshot Cosmetics fueron el ejemplo que siguieron otras más conocidas como Farsáli, la marca a la venta en Sephora.

Esta última se convirtió en la favorita de influencers gracias a su sérum Unicorn Essence (esencia de unicornio) que promete una piel más bonita gracias a su acción antioxidante.

 

Lee aquí: La nueva tendencia del Nanoblading para unas cejas perfectas

 

Iluminadores de gelatina ya tiene su legión de fans

 

Jelly Beam es otro de sus productos que conquista a las adictas a los productos de bellezas: un iluminador con base de gelatina disponible en 3 tonos que se aplica como un gel y se asienta como un polvo.

 

Este tipo de cosmético se puede aplicar con las yemas de los dedos o con una brocha en las zonas más elevadas del rostro.

Así te permitirá embellecer los rasgos con luz:

  • El hueso del pómulo.
  • La parte central del tabique nasal.
  • El arco de Cupido (o arco superior de los labios).
  • El lagrimal.

La cantidad que se necesita para cubrir toda esta superficie es mínima.

Una ventaja que comparte con todos los iluminadores ya que son productos que se acaban después de muchos meses, incluso años, por lo que hay que tener en cuenta la fecha de caducidad señalada en el packaging.

También puedes leer: Flat o lifting: el mejor truco para conseguir unas super pestañas

 

Otro de los usos que muchas influencers le dan a este cosmético es el de prebase.

Se mezcla una mínima cantidad de iluminador (del tamaño de un guisante) con la crema que se utilice para hidratar la piel antes de aplicar la base de maquillaje.

En los meses más cálidos también funciona para iluminar las clavículas, los hombros o los brazos.

Una técnica que se puede poner en práctica en invierno con conjuntos de fiesta que dejen estas zonas al descubierto.

Un todo en uno apto para principiantes con el que lograr una luminosidad instantánea con un acabado que respira juventud y frescura.

Te puede interesar: Los ugly sneakers: la moda que triunfa entre las celebridades

Isabel Cisneros