El palacio de Liria de Madrid acogió la emblemática unión de Fernando Fitz-James Stuart; que algún día se convertirá en el 20º Duque de Alba y su ahora esposa, Sofía Palazuelo.

Treinta años han transcurrido desde la última gran boda de un heredero al ducado de Alba; y ahora le tocó el turno al hijo del duque de Alba, intercambiar alianzas durante su enlace matrimonial, celebrado el 7 de octubre de 2018 en el Palacio de Liria.

 

A lo largo de estas tres décadas se han celebrado enlaces en el seno de esta familia, pero ninguna correspondía a un heredero al Ducado de Alba.

La última ceremonia de estas características tuvo lugar en junio de 1988 en la catedral de Sevilla y los protagonistas eran los padres del duque de Huéscar: Carlos Fitz-James Stuart y Matilde Solís.

 

Algunos detalles siguen salieron a la luz en la exclusiva boda del año.

Los novios

Fernando Fitz-James Stuart lució el flamante uniforme de la Real Maestranza de Caballería, una de las instituciones más antiguas y con más prestigio de la capital hispalense, siguió de esta manera la tradición de los Alba de contraer matrimonio con este traje, como hicieron su padre y su tío Cayetano, en su boda con Genoveva Casanova en 2005.

 

La novia ha lucido un sencillo traje diseñado por su tía Teresa Palazuelo de cuyos hombros nace una larga capa. La futura duquesa de Alba no ha llevado velo ni tiaras familiares y ha optado por un elegante tocado firmado por Teresa Briz y un moño bajo.

Unos impresionantes pero sencillos pendientes de brillantes, que no han salido del joyero de la Casa de Alba, sino del de la familia de la novia. También se ve mejor el tocado de plumas que llevó horas y horas de trabajo al tener que insertarlas una a una.

Todo en conjunto con un ramo de flores silvestres y unos stilettos en color crema han terminado de definir el posiblemente nuevo estilo de la aristocracia.

 

Los invitados

En otra de las imágenes podemos ver a la reina doña Sofía posando al lado del duque de Alba y del hermano del novio, Carlos Fitz-James Stuart Solís. La presencia de la madre del rey Felipe fue, sin duda, una de las más comentadas de la ceremonia.

Se había especulado con que la Casa Real enviaría en su representación a la infanta Elena, por lo que la presencia de doña Sofía fue toda una sorpresa.

 

Lee aquí: Los memes que dejan en evidencia la discusión de la Familia Real

 

La mayoría de invitadas han optado por las tradicionales pamelas y otros coloridos tocados. Una de las imágenes más coloristas la ha protagonizado la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, su hija Cósima Ramírez y su hijo Tristán Ramírez.

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre,formó parte de la lista de invitados al palacio de Liria, en Madrid, para asistir a la boda del duque de Huéscar, Fernando Fitz-James Stuart y Solís, hijo del duque de Alba, con Sofía Palazuelo.

 

La madre de Fernando Fitz-James Stuart y madrina de boda, Matilde Solís, el 7 de octubre de 2018 en el Palacio de Liria.

 

No todo fue felicidad

Carlos Fitz-James Stuart , el actual duque, se opuso a que la boda de su hijo tuviera lugar en la capilla de Liria.

Todo apuntaba a que los Alba se encontraban el sábado 6 en la más absoluta felicidad celebrando el enlace del heredero al ducado. Sin embargo, el mismo día de la ceremonia salieron a la luz las informaciones que desvelaban rencillas entre la novia y su ya suegro.

Palazuelo siempre tuvo la intención de casarse en un templo religioso. Todo apuntaba a que el día que pasase por el altar, lo haría en la capilla privada del Palacio de Liria.

A la petición de usar la capilla privada de Liria para su “sí, quiero” con Fernando, Sofía se encontró con un no rotundo por parte de su ya suegro. En su lugar, el duque propuso utilizar los amplios jardines del palacio, de unos 24.000 metros cuadrados.

Por su parte, Sofia rechazó llevar ninguna tiara de los Alba. En lugar de utilizar la perteneciente a la emperatriz Eugenia de Montijo o la otra disponible por los Alba, Palazuelo desafió a su ya suegro y rompió la tradición familiar del ducado.

¡Por amor! Príncipe Harry desobedeció una histórica tradición familiar

 

También puedes leer:

¡No te las pierdas! Las mejores imágenes de la Boda Real