El popular género musical juvenil de Corea del Sur, K-pop se encuentra en el centro de atención.

Los escándalos sexuales protagonizados por estrellas de esta industria le han dado la vuelta al mundo.

El escándalo de la BigBang

BigBang

La primera en llegar a las portadas fue la noticia de que Seungri, el miembro más joven de BigBang, supuestamente facilitaba sexo con mujeres a empresarios en un país donde la prostitución está prohibida.

BigBang es una de las bandas más importantes del K-pop.

Sus ventas que superan los 140 millones de discos desde su debut en 2006.

Sus integrantes son conocidos como los “reyes del K-pop”.

Seungri, de 28 años, que intentó capear el temporal durante semanas defendiendo su inocencia.

Pidió disculpas a sus fans por la controversia yanunció en Instagram su retirada del mundo del espectáculo.

Seungri

Lee Seung-hyun mejor conocido como Seungri, ya había sido interrogado por la policía en febrero.

Luego de que se dieran a conocer reportes de consumo de drogas y abusos sexuales en la discoteca de Seúl Burning Sun, de la que él era director de relaciones públicas.

“He decidido retirarme porque la polémica se ha vuelto demasiado grande”.


Escribió en Instagram.

El miembro de BigBang ya había cancelado todos sus compromisos para febrero y su tour como solista programado para marzo.

Los medios de comunicación locales también vincularon al cantante con el delito de “soborno sexual”.

Es decir, de proveer de servicios sexuales a posibles inversores en su compañía, Yuri Holdings, que gestiona sus negocios de entretenimiento y restaurantes.

Seungri es acusado de haber intentado conseguir prostitutas para sus clientes.

Afirman que lo hacían través de un grupo de chat de la aplicación de celular KakaoTalk en 2015.

Los mensajes que se han hecho públicos parecen mostrar cómo le pide a un empleado que realice estas gestiones.

También es sospechoso de haber formado parte del grupo de chat en el que Jung compartía videos sus sexuales grabados en secreto.

El joven se disculpó con sus fans en un comunicado y prometió “participar sinceramente en las investigaciones de todas las acusaciones”.

Lee aquí: Los escándalos sexuales llegan a “Bohemian Rhapsody”

La caída en desgracia de Jung Joon-young

Jung Joon-young

Una cadena de televisión coreana SBS acusaba a otro cantante y presentador, Jung Joon-young.

Al parecer, el artista grababa y compartía en un grupo de chat en su celular encuentros sexuales entre él y mujeres a quienes no había pedido permiso para filmarlas.

Los hechos habrían ocurrido entre 2015 y 2016.

Jung, de 30 años, también difundió un comunicado, aunque con un mensaje opuesto: “Admito todos mis crímenes”.

El cantante, que está acusado de haber grabado a al menos una decena de mujeres, será interrogado el jueves por la policía.

“Grabé a mujeres sin su consentimiento y lo compartí en un grupo de chat, y mientras lo hacía no sentí un gran sentimiento de culpa”, afirmó en la declaración publicada el martes.

Jung se disculpó con los fans a los que había “escandalizado” y con las mujeres cuya privacidad vulneró.

El resto de mi vida, me arrepentiré de mis actos inmorales e ilegales que constituyen crímenes“, dijo.

“Cooperaré fielmente con una investigación policial que comenzará el jueves y aceptaré de inmediato cualquier castigo que esté reservado para mí”.

Esta no es la primera vez que Jung ha sido es señalado por grabar sin consentimiento encuentros sexuales.

Una exnovia lo acusó de eso mismo en 2016, pero con el tiempo retiró la acusación.

El cantautor, mejor conocido por su rol en un programa de variedades, defendió entonces que ella había accedido a grabarse.

Corea del Sur libra en los últimos años una batalla contra las “cámaras ocultas pornográficas”.

Estas suelen ser colocadas en baños o vestidores y cuyas imágenes son luego subidas a internet.

Solo en 2017, se registraron más de 6.000 casos.

Te puede interesar: Actrices de Hollywood confiesan el por qué de su silencio ante abusos sexuales

Isabel Cisneros