Llega la navidad y los excesos tambien

En promedio una persona puede aumentar de tres a cinco kilos, desde la víspera del 24 de diciembre hasta el 6 de enero, según señalan expertos del Instituto Medico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Si lo que quieres es aumentar el menor peso posible durante las fechas de celebración navideña te dejamos algunos tips para evitar comer en exceso en navidad y disfrutar sin culpa las celebraciones y reuniones de la temporada.

Lee aquí: El árbol del Rockefeller Center, símbolo de la Navidad en Nueva York

 

Toma abundante agua

10 mitos sobre el agua que no tienen aval científico

Mantener tu cuerpo hidratado también te brindará saciedad y evitarás comer en exceso. Es recomendable beber por lo menos dos litros de agua al día. Esto te ayudará a limpiar el organismo y además elimina las toxinas que sobran en él.

También es de gran ayuda para que comas menos entre comidas y se recomienda que antes de cada comida debamos tomar un vaso de agua, con esto al momento de ingerir las comidas vamos a necesitar una cantidad mucho menor para quedar llenos.

 

Practica ejercicios todos los días

Debemos programar una buena serie de ejercicios para realizarlos todos los días. Un ejercicio muy efectivo, y sencillo de realizar es caminar durante media hora todos los días.

 

Come alimentos muy bajos en grasa

Los pescados, el pavo, el pollo, son alimentos que podrás comer todos los días sin temor, puesto que aportan muy pocas calorías al organismo, las verduras, los vegetales y las frutas tienen que estar incluidas en tu dieta, de esta forma no le aportarás grandes cantidades de calorías a tu cuerpo y te mantendrás llena

 

No te saltes comidas

Aunque sepas que vas a cenar pesado y digas ¡mejor no como para no engordar!, este es de los principales errores que podrás cometer, pues durante la cena ocasionarás un atracón.

 

No repitas platillos

Así te guste muchísimo un platillo no lo repitas, no es muy bueno para el peso corporal ni para el organismo comer exageradamente en una sola comida. Ten siempre en mente reducir las cantidades de sal que le agregas a tus alimentos diariamente.

 

No comas el postre

A la hora de comer el postre puedes rechazarlo, pero si es demasiada tentación y no te sientes capaz de dejar de comerlo, puedes comer sólo la mitad, de esta manera no te quedas antojado, ni te excedes en las calorías.

 

Elige jugos naturales

A la hora de tomar algo fresco elige los jugos naturales y muy poca cantidad de azúcar, o puedes tomar agua saborizada naturalmente, esta se prepara agregándole a un litro de agua fresca las cascaras de dos limones, naranjas o mandarinas.

También puedes leer: Así recibe Nueva York la Navidad

Isabel Cisneros