Los concursos de belleza forman parte de nuestra cultura popular desde hace décadas, pero han evolucionado tanto en los últimos años que en algunas ocasiones los cambios han sido tan revolucionarios que a veces nos cuesta creerlos.

Desde la primera reina de belleza transgénero que aspira este año a ponerse la corona de Miss Universo, hasta la decisión de Miss América y otras competencias de poner punto final a los polémicos desfiles en bikini de las candidatas.

 

Concursantes transgéneros

Este año dos concursantes transgéneros Belguun Batsukh, la candidata transgénero de 25 años, que ganó el Miss Mongolia 2018 y Ángela Ponce representando a España, aspiran a ganarse la corona de reina de belleza.

Desde el año 2002 la directiva del Miss Universo permitió que mujeres transgéneros participen en el certamen lo cual ha causado polémicas en el año 2018.

Varias de las candidatas al concurso, entre ellas Miss Colombia, mostraron su descontento con la participación de miembros de la comunidad Lgbti.

Valeria Morales aseguró después de su coronación que la transgénero Ángela Ponce, la nueva Miss España que competirá con ella en la próxima edición de Miss Universo, no debería participar en el certamen que se celebrará en diciembre porque “no nació mujer” y debería ser un concurso “solo para mujeres”.

 

Sin límites de edad ni estereotipos

Igual de sorprendentes son los cambios introducidos en el popular concurso Nuestra Belleza Latina de Univisión, donde las candidatas que lucharán por la codiciada corona en los próximos meses están siendo elegidas “de todos los tamaños y todas las edades”, desde modelos de tallas grandes hasta una mujer de 53 años.

Estemos más o menos de acuerdo, en la realidad detrás de estos cambios en los certámenes de belleza hay un interesante debate sobre la imagen de mujer objeto que venden, todo ello al calor del ruido que está haciendo el movimiento #MeToo.

Lee aquí: De exreina de belleza a presunta asesina

 

Alemania le dice adiós al desfile en traje de baño

Miss América se queda sin desfile en traje de baño

El certamen Miss Alemania recientemente anunció que elimina del concurso el tradicional desfile en la escueta prenda de baño. A partir de la edición de 2019, el jurado tendrá que apañarse con una presentación en moda de verano previa a la deliberación final.

Y lo mismo ocurrirá con los candidatos masculinos, que tampoco tendrán que desfilar en bañador, sino en un desenfadado pantalón corto, a modo de apuesta informal, como máxima prueba de destape.

Lo que queremos destacar es la personalidad de Miss Alemania y para eso el desfile en bikini no era muy relevante”, ha justificado el director del concurso, Max Klemmer. Y con el objeto de poder valorar mejor la personalidad de las aspirantes, se ha sumado una nueva prueba que consiste en una entrevista personal en la que el jurado preguntará a las chicas, entre otras cosas, por sus opiniones políticas.

Lee aquí: Miss América se queda sin desfile en traje de baño

No solo queremos ver a alguien que sirva como top model, sino a alguien que pueda representar dignamente a Alemania”, ha explicado Klemmer, desatando una ola de comentarios sobre las posibles consecuencias de determinadas opciones políticas sobre la decisión del jurado.

Y aún hay más: para ganar el concurso de belleza de Alemania será necesario demostrar hábitos de vida y de alimentación saludables además de presentar pruebas de la práctica regular de algún deporte.

 

Miss America ya no será más un concurso

Gretchen Carlson, la presidenta de la junta directiva del certamen de belleza Miss América, anunció que será una competencia, no un concurso. Además, informó que el concurso ya no tendrá una competencia en trajes de baño.

“Ya no juzgaremos a nuestras candidatas por su apariencia física externa. Eso es enorme”, dijo Carlson. Agregó que la nueva competencia de Miss América será más inclusiva para las mujeres de “todas las formas y tamaños”.

Te puede interesar: Escándalo en Miss Venezuela genera suspensión del Certamen

Isabel Cisneros