Los grandes desafíos de tener un hijo con autismo

Ser padres de un hijo con autismo representa un desafío para muchos que aún no logran comprender este trastorno.

El trastorno del espectro autista (TEA) no es una enfermedad en sí, sino un conjunto de conductas que en cada individuo se pueden presentar de formas y grados diferentes.

Se estima que cerca del 1% de la población mundial tiene trastorno del espectro autista, y en Estados Unidos. La prevalencia es de 1 de cada 59 nacimientos, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Además, se considera que esta es la discapacidad del desarrollo de más rápido crecimiento: solo en el país norteamericano los casos aumentaron en 119,4% del año 2000 a 2010.

Si juntamos las limitaciones para comunicarse del afectado y el desconocimiento del entorno, el resultado es una realidad difícil de llevar para sus familiares.

Te puede interesar: Cuarón: la voz del cine que se levanta a favor del autismo

Consejos para lidiar con un niño agresivo

Los grandes desafíos de tener un hijo con autismo

Los padres no siempre pueden determinar las necesidades de sus hijos con autismo y ambas partes se sienten frustradas.

En el caso de los niños, la frustración puede alterar sus emociones y manifestarse a través de comportamientos agresivos o autolesivos que amenazan su seguridad y la de otros miembros de la familia, como sus hermanos.

Integrar a una persona con autismo a la sociedad también puede ser una fuente de estrés para los padres.

Explican en Autism Society que “las personas pueden mirar fijamente, hacer comentarios o no entender cualquier contratiempo o comportamiento que pueda ocurrir”.

Las conductas desadaptativas del chico y las reacciones del entorno pueden conducir a que la familia opte por aislarse al sentirse incómodas al llevar a sus hijos a visitar a amigos o parientes o a cualquier otra actividad que implique contacto social.

Abordajes como el análisis aplicado del comportamiento pueden ayudar a descifrar y mejorar las conductas del individuo con autismo; este determina los métodos más efectivos para hacer frente a los comportamientos desafiantes.

Obtener ayuda adecuada puede traer grandes beneficios a todos al reducir los problemas emocionales.

Lee aquí: Solo empleados autistas: la exitosa política de la compañía Auction

 

Otros consejos para padres con hijos autistas

Los grandes desafíos de tener un hijo con autismo1

 

  • Evitar los enfados siempre que sea posible

A las personas con autismo les ocurre igual que a aquellas que no presentan este trastorno.

Lo que pase a su alrededor les afecta, aunque algunos no tengan la capacidad de demostrarlo o comunicarlo.

En el caso de que no hayan realizado algo correctamente o que su comportamiento no haya sido adecuado, debemos de hacerle saber que nos ha molestado. Todo ello de forma calmada y tranquila.

Si lo hacemos de forma agresiva podemos crearle ansiedad y ponerlos nerviosos a ellos también.

 

  • No hablarles demasiado

En ocasiones, es posible que no quieran comunicarse con nadie.

Como padres y madres debemos respetar que nuestro hijo ese día no quiera hablar o incluso que le hablen.

Si le obligamos es posible que alteremos su tranquilidad y podamos desencadenarle conductas agresivas.

Por otro lado, tampoco es recomendable hablarles demasiado deprisa ya que algunos no tienen buenas habilidades de comunicación y al igual que en el caso anterior, podemos crearles frustración y ansiedad.

 

  • Premiar lo que hace bien

Al igual que ocurre con las personas que no presentan este trastorno, les encanta saber que han hecho las cosas bien.

Nuestro deber como padres es hacerles llegar ese mensaje premiando este comportamiento con algo que sepamos que le gusta.

Lo mismo ocurriría en el caso de que no tuvieran un buen comportamiento o no realizaran algo adecuadamente.

En este caso, es recomendable que lo castiguemos quitándole algo que sabemos que le gusta durante un tiempo determinado.

Si le estamos enseñando a hacer algo, es normal que al principio le cueste mucho. Incluso es posible que le lleve más tiempo del “normal”.

Tenemos que tener paciencia y no alterarnos pues podemos afectarle negativamente.

Los grandes desafíos de tener un hijo con autismo1

 

  • Ayudarles a comprender su alrededor

Debemos tener presente que le cuesta comprender el por qué las cosas se hacen de una forma y no de otra.

Las personas con autismo no comprenden las cosas que son muy abstractas, como por ejemplo pueden ser las normas.

Por ello, como padres debemos apoyarles y hacer todo lo posible para que asimilen e interioricen de alguna u otra forma el mundo que les rodea.

 

  • Respetar su espacio

Algo tan sencillo como hablarle de forma ascendente o darle un abrazo sin que se lo espere, puede alterar a las personas con autismo de forma excesiva.

Como familiares tenemos que respetar su espacio con el fin de no irritarle y hacer su día a día más confortable, teniendo en cuenta que nunca debemos dejarle solo.

 

  • Comprender su forma de comunicarse

Existen personas con autismo que pueden comunicarse tanto con ayuda como sin ayuda y otras que no son capaces de articular palabra alguna.

Aunque no presenten las mismas habilidades comunicativas que nosotros, si son capaces de comunicar cuando están mal mediante otras formas:

  • Gritando
  • Balanceándose
  • Aleteando las manos
  • Girando en círculo
  • Hasta autolesionándose

Por ello, debemos de prestar atención a estos comportamientos para saber exactamente qué es lo que necesita.

Te puede interesar: La inteligencia artificial que descifra el llanto de los bebés

 

Isabel Cisneros