Los médicos mexicanos le dicen sí al picante

Los especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la mayor institución de salud pública en el país azteca, aseguró que el consumo de picante tiene una ventaja que está relacionada con el placer.

 

Placer en el picante

Mientras más picante sea, mejor es la sensación de bienestar que causa, aseguró Héctor Gómez Jaramillo, gastroenterólogo del IMSS.De acuerdo a los especialistas, el picante estimula la liberación de endorfinas, sustancia del cerebro que producen sensación de placer, también ayuda a aumentar los niveles de serotonina (considerada por algunos investigadores como la responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo), por lo que el déficit de esta sustancia conduciría a la depresión.

Investigaciones previas han arrojado que los chiles contienen un compuesto químico llamado capsaicina, la responsable del picor y de provocar un aumento en la libido y latidos más rápidos en el corazón.

Otros beneficios del picante

Además, el picante estimula el sistema cardiovascular. “Así que tu corazón late más rápido y tus vasos sanguíneos comienzan a abrirse, permitiendo que más sangre fluya a través de ellos. Y dependiendo del nivel de picante, comienzas a sudar”. Tiene un efecto termogénico que provoca un aumento en la temperatura corporal, aún sin hacer ejercicio, lo que también ayuda al eliminar calorías.

El especialista detalló que el chile protege contra el colesterol, es rico en vitaminas A y C, es eficaz contra las enfermedades reumáticas, ya que a capsaicinanactúa como analgésico y antiinflamatorio.

Este alimento también puede prevenir problemas cardíacos, como infartos y los derrames cerebrales causados por la presión arterial alta, indicó el gastroenterólogo.

No obstante, dijo, si se consume en exceso puede dañar órganos como el recto y el intestino grueso, provocando irritación, diarrea, inflación y dolor intenso.

Al respecto, Gómez Jaramillo mencionó que las prostaglandinas son un conjunto de sustancias que ejercen una acción protectora sobre la mucosa gástrica, ante este tipo de factores externos que pueden afectar el intestino por la ingesta de picante.

Lee aquí: El impacto de la gastronomía mexicana en el mundo

 

Picor de todo tamaño y forma

México produce más 50 variedades de chiles. El que más se come es el llamado “chile verde” con un promedio de consumo per cápita de 15,7 kilos al año. En el país azteca hay 64 tipos de chile para ser exactos; jalapeño, morita, poblano, serrano, guajillo, cascabel, morita etc. Y aunque muchos de estos los has probado en diversos platillos, la variedad de chillitl (en náhuatl) es tan grande, que posiblemente no los conoces todos.

Estos son alguno de los chiles menos conocidos:

  • Chile meco

Es un chile jalapeño sin ahumar y seco. Tiene un color café claro y pica muchísimo. Se usa para elaborar vinagretas, salsas y algunos adobos.

  • Chile mirasol

Es muy parecido al chile guajillo, pero de tamaño más chico y más picante. Se consume poco por lo cual, se considera casi extinto. Se le llama así ya que cuando se cultiva, dirige su punta hacia el sol.

  • Chile Miahuateco

Originario de Santiago Miahuatlán, Puebla. Es parecido en color y apariencia al chile poblano, la diferencia es que el poblano es más dulce. Cuando es joven es verde y al madurar, se torna de un color rojo oscuro. Se consume en moles como, en el miahuateco con totol.

  • Chile Bolita

Tiene una forma redonda, al madurar, tomo un color rojo intenso. Seco se le conoce como cascabel, pero fresco, se utiliza en platillos como el texmole.

  • Chile cuerudo

Es un chile verde, de piel gruesa que se utiliza en la zona de Chinantla, Oaxaca para la preparación de salsas.

Te puede interesar: Ciudades de México donde podrás probar la mejor gastronomía azteca

Isabel Cisneros