Chía, bajar peso, semillas

Las semillas de chía son ideales como refuerzo de las sustancias vitales y además se recomiendan para perder peso.

La chía (Salvia hispanica L.) es una planta herbácea familia de la menta, nativa de México, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Costa Rica. Es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácidos grasos omega 3. Sus semillas de color negro o blanco son uno de los alimentos más saludables del planeta.

La historia sugiere que era un cultivo alimenticio muy importante para mayas y aztecas. Pero ha sido recientemente cuando las semillas de chía se han convertido en un super alimento moderno muy fácil de incorporar a nuestra dieta.

Actualmente, la chía es muy conocida por su  excelente perfil nutricional. Las semillas de color blanco tienen más proteínas que las de color negro, y éstas últimas tienen más fibra que las primeras. Contienen calcio, manganeso, magnesio y fósforo, y también contienen una buena cantidad de zinc, vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2.

Conoce los beneficios y los motivos que hacen de las semillas de chía un gran aliado para perder peso.

1.- Por su capacidad de inflarse, ofrece mayor saciedad

Las semillas de chía poseen la peculiar capacidad de absorber nueve veces su propio peso en líquido. Gracias a esto, se dilatan en el estómago hasta convertirse en una masa gelatinosa que además tiene un efecto positivo en la digestión de los nutrientes. El volumen de esta masa de chía produce un efecto saciante. Es importante consumir las semillas con abundante líquido.

2. Quema la grasa de manera eficaz

Una vez en el organismo, la chía ralentiza la descomposición de los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Estos efectos ayudan a reducir la cantidad de calorías diaria y a aguantar sin picar entre horas, los requisitos básicos para una pérdida de peso eficaz.

Te puede interesar: Conoce los alimentos más sanos del planeta

3. Picar entre comidas. ¡Nunca más!

Las semillas de chía reducen la posibilidad de tener picos de insulina gracias a su efecto positivo en el metabolismo, lo que las convierten en uno de los principales aliados en la pérdida de peso, contribuyendo a hacer que los ataques de hambre sean cosa del pasado.

4. Fuente de proteína

Si la alimentación no aporta suficientes proteínas, recurre a las reservas propias de proteína de los músculos. Las semillas de chia convencen por su alto contenido proteico superior al 20 %. Así, superan con creces a otros tipos de cereales autóctonos y a las habituales guarniciones saciantes.

Es importante tomar suficientes proteínas a través de la alimentación para evitar la indeseada pérdida de masa muscular, especialmente si se está siguiendo algún régimen alimenticio. Con su alto contenido proteico, las semillas de chía contribuyen activamente a la pérdida de peso y a la conservación de los músculos.

5. Fibra para lograr figuras esbeltas

Las semillas de chía pueden ayudar en la pérdida de peso gracias a su alto contenido en fibra. Según la Asociación Alemana de Nutrición (DGE), los adultos deben consumir al menos 30 g de fibra al día. Una cucharada sopera de semillas de chía ya cubre más de un cuarto de la cantidad diaria recomendada de fibra.

Preparación y características nutritivas de la chía

Te puede interesar: 10 alimentos para prevenir el envejecimiento

Conoce los mejores alimentos para el cerebro

Las semillas de chía alcanzan su máximo volumen aproximadamente a los 30 minutos de estar en remojo o de consumirlas. Si se comen las semillas de chía sin remojar, es importante tomarlas con abundante líquido. Debido a su capacidad de absorber agua, debe tomarse al menos nueve veces más de líquido. A 15 g de semillas de chía le corresponden 135 ml de agua.

No es necesario moler las semillas de chía para que el cuerpo absorba sus nutrientes de forma óptima. aunque pueden triturarse y utilizarse de esa forma en la repostería para sustituir parte de la harina, hasta un 20 % de la cantidad indicada.

Dos cucharadas y media de semillas de chía remojadas sirven como sustituto para un huevo. Las semillas de chía deben comerse siempre en crudo, ya que se cree que las temperaturas superiores a 42 grados destruyen muchas vitaminas y micronutrientes.

Dosis para adelgazar con semillas de chía

La dosis diaria de semillas de chía recomendada por los organismos oficiales está en torno a los 15 g. Esto corresponde aproximadamente a 2 cucharadas soperas rasas, que suponen apenas unas 67 kcal. Preparadas de forma atractiva, como parte de una dieta, pueden sustituir una comida completa y ayudan a equilibrar las calorías.

Atamayca Jiménez