Fue en West Lafayette donde Mason Plumlee aprendió a jugar baloncesto.

Pero el amor por este deporte corría por sus venas desde muy pequeño siguiendo el ejemplo de su familia.

Su padre Perky, jugó en Tennessee Tech y su madre, Leslie, en Purdue.

A pesar de haber intentado muchos otros deportes, el baloncesto fue su primer amor.

No es de extrañar que también sus hermanos los jugadores Miles y Marshall Plumlee tuvieran esta afición. Y fue en Duke donde tuvo la oportunidad de jugar con ellos.

Por el 2008 recibió el Premio W. Fleming Talman Memorial como atleta masculino destacado.

Pero fue en Brooklyn donde tuvo la oportunidad de brillar como novato del año, una temporada que describe como la más divertida de su vida.

Finalmente los Denver Nuggets decidieron firmarle un contrato de tres años. Equipo que la ha visto brillar en incontables ocasiones .

Mason Plumlee, el básquetbol correo por sus venas

En la temporada 2016-2017, Plumlee tuvo unos récords impresionantes de:

  • 10,4 puntos
  • 7,5 rebotes
  • 3,5 asistencias
  • 1,1 tapones
  • 53,6% en tiros de campo

En el mundo del deporte Mason Plumlee ha cosechado grandes triunfos, mismos que le han llevado a conquistar una amplia fanaticada con el firme deseo de convertirse en una gran inspiración para los latinos.

Mason Plumlee, el básquetbol corre por sus venas

Lee aquí: Un emotivo NBA All Star que triunfó Le Bron y celebró a Michael Jordan