Música para ser feliz. Estas canciones tienen efectos positivos en el cerebro

La música ha sido y es una parte muy importante para el hombre desde hace miles de años. Hay canciones que marcan grandes momentos de nuestras vidas, como una boda, un viaje. Nos pueden remontar a experiencias felices y otras no tanto pero siempre está allí.

Pero, la música es más que un telón de fondo en nuestras vidas, estudios han demostrados que las canciones tienen efectos positivos en nuestros cerebros. En 2013 una investigación publicada en la revista “Journal of Positive Psychology”(Revista de Psicología positiva), demostró que escuchar música puede ser una forma efectiva de mejorar la felicidad, particularmente cuando se combina con una intención de ser feliz.

Los participantes que escuchaban música mientras tenían la intención de ser felices, mejoraron su felicidad. Mientras que los participantes que escucharon música sin intención de ser felices, no mejoraron.

Calmante de ansiedad

Otros de los beneficios positivos de escuchar música es que puede ayudarte a reducir la ansiedad o el estrés. Tanto así que, se ha demostrado que reduce el estrés y ansiedad asociados con enfermedades del corazón. Una investigación de 2009 demostró que escuchar música reduce la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y la ansiedad en enfermos del corazón.

Lo positivo de la música triste

Aunque te pueda sorprender la música triste también eleva el estado ánimo. De acuerdo a un estudio publicado en 2013, se disfruta la música triste porque provoca una mezcla de emociones, algunas positivas y otras negativas.

En palabras de los propios autores “los resultados revelaron que la música triste fue percibida como más trágica, mientras que las experiencias de los participantes que escuchaban la música triste era de sentimientos románticos y alegres. Por tanto, los participantes perciben emociones ambivalentes cuando escuchan la música triste.”

Música para cada ocasión

Si bien existe una canción para cada ocasión y para cada persona estas son algunas que están comprobadas que tienen un efecto positivo en nuestro cerebro.

“We are the champions” – de Queen

No es nada extraño escuchar una canción y luego has pasado el día tarareándola en tu cabeza. Pero si además estas canciones tienen un efecto profundo en el cerebro humano, mucho mejor. Según un reportaje de Muy Interesante, esta es la canción más pegadiza. Los años pasan y este clásico del rock sigue siendo el favorito en eventos deportivos y de todo tipo.

La composición de Freddie Mercury es capaz de llegar a tu cabeza e instalarse por horas o incluso días, según una investigación encabezada por el musicólogo Alisun Pawley y el psicólogo Daniel Mullensiefen. La segunda más pegadiza es “Y.M.C.A.”, de los Village People.

 

“Smells like teen spirit”- Nirvana

Entre las canciones más emblemáticas se encuentra el mayor éxito de la banda de grunge de Seattle. La composición de Nirvana “Smells like teen spirit’”es la más icónica de todos los tiempos, según Mick Grierson, de la Universidad de Londres, quien desarrolló un software que analiza la variedad de timbres y sonidos de una canción.

Temas como “Imagine”, de John Lennon; “One”, de U2; y “Billie Jean”, de Michael Jackson, siguen de cerca a la pieza interpretada por Kurt Cobain entre las más emblemática.

 

“Viva la vida”- Coldplay

Según un estudio encargado por la plataforma de musica Spotify al psicólogo especializado en música David M. Greenberg, de la Universidad de Cambridge. “Viva la vida” de la banda Coldplay es la mejor canción para despertase.

“Una canción que empiece suave y tienda a crecer, que tenga una letra y una música cargadas de optimismo y que el tempo sea alto, entre 100 y 130 pulsos por minuto, es ideal para iniciar el día”, indica el experto.

 

“Weightless” Marconi Union y Lyz Cooper

Ahora si lo que quieres es relajarte “Weightless” de Marconi Union y Lyz Cooper, “Electra” de Airstream, y “Watermark” de Enya, son ideales para ello. Según investigadores entrevistados por Muy Interesante estas canciones pueden sincronizar las ondas cerebrales con el ritmo cardiaco se requiere una canción con un tempo estable de 60 pulsos por minuto.

Te puede interesar: El reinado de la música latina

Isabel Cisneros