Yvette Moscatello compró el boleto ganador en una estación de servicio. Se detuvo a comprar café en el camino al colegio de sus hijos y adquirió el boleto porque le llamó la atención, pues tenía muchos colores y era muy brillante.

Moscatello, de 39 años, ganó en concreto $2,500 a la semana de por vida. Según las reglas de la lotería tiene la opción de heredar a otra persona con la misma cantidad o elegir la suma global.

Eligió la segunda opción, un total de $2.5 millones de dólares. Al aplicarle retención de impuestos a este monto, recibió la suma de $1.3 millones de dólares.

Comentó que al darse cuenta de que poseía el billete ganador, ella y su esposo en medio de la euforia  expresaron: ‘¡Oh, mi Dios!’ al menos unas 15 veces.

Afirmó que va a ahorrar para su jubilación y los fondos universitarios de sus hijos. La ganadora asegura que seguirá comprando boletos de lotería, además comentó que es posible que compre algunos autos con los que ha soñado. Su esposo dijo que planea seguir trabajando en el negocio de piscinas y spa familiares.

Atamayca Jiménez