Pensar para adelgazar

Pensar te ayuda a adelgazar, esto lo afirma una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El pensar demasiado quema 350 calorías al día.

El cerebro es el órgano que más energía consume, esto se mide por la cantidad de riego sanguíneo cerebral y se comprueba por medio de una resonancia magnética funcional y espectroscopia por resonancia magnética, “representa el 20% del peso corporal y consume 20% de oxígeno y glucosa del organismo”.

La investigación también afirma que no es tanto a lo que nos dediquemos, sino la tarea intelectual que realicemos. No es lo mismo que estemos pensando qué vamos a cenar a resolver un problema, pues con este último, se activa una zona del cerebro que gasta las calorías.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las mejores fuentes de proteína vegetal?

¿Cómo va a ser igual de agotador pensar —sin prácticamente moverse del sitio— que una carrera de 30 minutos a una velocidad de 8,5 km/h, o que estar casi una hora en la pista de baile dándolo todo?

Pues no será igual de cansado, pero se queman las mismas calorías (tomando como referencia un adulto con un cerebro de peso medio, unos 1.400 gramos, y unos 70 kilos).

Por su parte, Ignacio Morón, profesor de la Universidad de Granada e investigador del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), afirma, “una hora de trabajo intelectual intenso, consume prácticamente la misma energía que una hora de trabajo físico”.

También puedes leer: Parecen saludables, pero no lo son

Sin embargo, aunque la lógica podría indicar que pensar adelgazar porque se queman calorías, investigadores mencionan que no se adelgaza, pues es la glucosa la que se reduce.

Lo que sí debemos pensar, es que utilizar nuestro cerebro ayuda a mantenerlo en alerta y reducir el riesgo de enfermedades como Alzheimer.

Lee aquí: ¿Los frutos secos engordan? Te decimos la verdad sobre ellos

Isabel Cisneros