Por cuánto dinero dejarías de usar tu cuenta de Facebook

A pesar de todos los golpes sufridos por la red social Facebook durante el 2018, la plataforma de interacción social arranca el 2019 con buenos propósitos y proyectos. Pero cuánto dinero estarías dispuesto a aceptar por dejar de usar tu cuenta en Facebook.

Cuatro economistas de universidades norteamericanas acaban de publicar un artículo científico con los resultados de tres subastas con dinero real. Los organizadores proponían a cuatro grupos distintos que en total sumaban 1.258 personas cuánto dinero querrían para dejar de usar Facebook durante una hora, un día, una semana y un año.

El dinero que podían ingresar era real, con lo que, dicen los investigadores, “tenían un incentivo para considerar seriamente cuánto necesitarían para ser compensados para estar sin el servicio durante el tiempo indicado”.

El resultado proyectado a un año, de media, es más de 1.000 dólares (875 euros).
La investigación muestra además algo obvio: el valor de la cuenta depende de su uso.

Los mayores usuarios están dispuestos a pagar bastante más de 1.000 dólares, pero la mitad de los participantes en los experimentos dejaría la red por menos de 200 dólares (174 euros).

La cifra parece consistente con el valor aparente de Facebook. Desde el caso de Cambridge Analytica en abril, el año ha venido cargado de noticias de escándalos rusos, pérdidas de datos y falta de cuidado por la privacidad de los usuarios de Facebook.

El valor en Bolsa de Facebook ha caído, pero de momento su capacidad para ingresar dinero y mantener sus usuarios activos se mantiene.

Lee aquí: Facebook sigue siendo la red social con más usuarios en el mundo

 

El trasfondo del estudio

Facebook sigue siendo la red social con más usuarios en el mundo2

El objetivo de Rousu y los investigadores Jay R. Corrigan, del Kenyon College, Saleem Alhabash, de Michigan State University, y Sean B. Cash, de Tufts University en el paper “¿Cuánto valen las redes sociales?” va sin embargo más allá de valorar Facebook tras los recientes escándalos.

Su intención es descubrir cuánto valen para sus usuarios los servicios en internet: “Los servicios gratis o baratos pueden generar un excedente para el consumidor de órdenes de magnitud mayor que su impacto medible en el PIB“, escriben.

Los beneficios de eBay, del mercado de libros usados o la inmensa variedad de libros de los que dispone Amazon suponen, según estudios citados en este artículo, varios miles de millones en excedente para los consumidores.

¿Cómo han medido ese valor para Facebook en estos experimentos? Con una subasta por desactivar tu cuenta. En uno de los experimentos, los investigadores reunieron a 133 estudiantes de una universidad del centro de Estados Unidos y a 138 adultos de una ciudad universitaria también en Estados Unidos.

Cada participante debía dar una cifra a cambio de la que dejaría de usar Facebook durante un año. El dinero era real y el cobro estaba supeditado a la comprobación periódica de la falta de actividad en la cuenta. 41 estudiantes y 21 adultos declinaron pujar. Cuatro en total pidieron más de 50.000 dólares. Todos fueron eliminados de la muestra.

 

Los usuarios que más fotos cuelgan daban un valor menor a Facebook

Entre el resto, la media de los estudiantes fue 2.076 dólares (1.812 euros) y la de los adultos fue 1.139 (994 euros). Este es el precio medio que querrían recibir por abandonar su cuenta –es decir el valor que tiene para ellos–, pero la mitad de los estudiantes dejaría de usar Facebook por menos de 200 dólares (174 euros) y la mitad de los adultos por menos de 100 dólares (87 euros).

En otra de las subastas hay una pista sobre la diferencia abismal que da cada usuario a su cuenta: los investigadores encontraron una relación significativa entre el valor de una cuenta y la frecuencia de posts o si se usa Facebook para invitar a gente a eventos.

En cambio, los usuarios que más fotos cuelgan daban un valor menor a Facebook. “Hay muchas otras opciones para compartir fotos, sobre todo Instagram. Es posible que los usuarios que usen Facebook básicamente para compartir fotos son los menos interesados en ese formato específico de la red social”, escriben.

El reto para Facebook es mantener a todos dentro. El valor general de la red se reduce drásticamente si los usuarios menos implicados se van. Los actores más implicados –sobre todo las empresas que ponen anuncios y los usuarios frecuentes– elevan el valor de Facebook si realmente está “todo el mundo” está allí. De momento así es y no asoma ninguna alternativa real.

Lee aquí: La astronómica cifra que gasta Facebook para la custodia de Mark Zuckerberg

Isabel Cisneros