Para Douglas Eck, director del Proyecto Magenta, los algoritmos tienen mucho que aportar a los artistas.  Y es que este investigador de Google Brain, está plenamente convencido de que con la aplicación de la Inteligencia Artificial a la música, se puede revolucionar este arte. Aunque reconoce que pasará mucho tiempo para poder hablar de una “revolución” en este campo.

El Proyecto Magenta está enfocado en el arte y la música con el objetivo de lograr que la Inteligencia Artificial (IA) se convierta en una herramienta para los creativos musicales: “que el sistema escuche al artista y luego le sugiera cambios” o mejoras a su composición.

Según Eck, desde hace tiempo existen software´s  “capaces de componer piezas musicales más o menos complejas. También hay máquinas que interpretan partituras”, pero no existen comparaciones capaces de soportar la forma de expresarse de un ser humano.

Este investigador, junto a su equipo, se ha centrado en lograr que el software  “entienda el lenguaje musical y sea capaz de componer”.

Tocará esperar un tiempo más para saber si realmente la Inteligencia Artificial podrá brindarle a la humanidad algo de música sublime, al nivel de los grandes compositores como Beethoven o Mozart.

Gonzalo Ruiz Arellano @movicam

#TheBachelor #VirtueMoir #HBCURising #TrumpCollued #ShibSibs