La Corte Suprema de Estados Unidos ha ratificado la prohibición de vender foie gras en California, un alimento fabricado a base de hígado de pato hipertrofiado.

La norma ha sido impulsada para luchar contra la crueldad hacia los animales y prevé una multa de 1.000 dólares en caso de infracción.

La ley del hígado graso o foie gras en California , es un estatuto del estado que prohíbe alimentar de manera forzada a un ave con el propósito de ampliar la talla del hígado más de la medida normal. Así mismo, prohíbe también, la venta de productos que resulten de este proceso.

La ley fue promulgada en 2004 y comenzó a ser efectiva en julio del 2012. No obstante, fue suspendida por los tribunales en 2015, y validada en apelación en 2017: se declaró la ley inconstitucional, al considerar que vulneraba la legislación federal que regula la producción avícola.

El resultado legal de aquel entonces se debió a que los productores de foie gras de Nueva York y Canadá, junto con un restaurador californiano, acudieron al Tribunal Supremo argumentando, entre otros aspectos, que el alimento “quizás es el más denigrado y mal comprendido del mundo”.

Francia, país que controla el 70% del mercado mundial de producción de foie gras, les apoyó y tachó la ley californiana de “una agresión a la tradición francesa”.

Te puede interesar: Gavin Newsom: de vendedor de vinos a gobernador de California

Pero en enero de 2019, la Corte Suprema puso punto final a esta batalla judicial, puesto que no cabe recurso alguno tras su decisión: La ratificación de la ley del hígado graso en California o foie gras de 2004.

Es inaceptable que una decisión así, tomada bajo la influencia de la actividad de lobby de activistas que orquestan desinformaciones sobre nuestros productos para abogar por un vegetarianismo dogmático, pueda poner en peligro la imagen de un plato emblemático del arte de vivir francés“, dijo Michel Fruchet, presidente del grupo francés de productores de foie gras Cifog.

Detrás de la resolución están los esfuerzos de los activistas por los derechos de los animales, los cuales se oponen a la industria del foie gras por considerar que se trata de un proceso de producción cruel.

Te puede interesar: ¡24 K Magic! El helado de oro llegó a California

Atamayca Jiménez