La gran manzana ofrece muchas actividades tanto para turistas como para los residentes que no te puedes perder. La oferta no termina con la puesta de sol, conocida como la ciudad que nunca duerme, Nueva York ofrece una amplia y variada lista de actividades que seguramente conseguirás hacer algo diferente cada noche.

 

Ferry Staten Island

La ruta por Nueva York de noche empieza cogiendo un ferry al atardecer en dirección a Staten Island. Desde la Terminal Whitehall, en la punta sur de Manhattan, puedes coger uno de los ferris que salen cada 15 minutos.

El trayecto es de unos 20 minutos y la mejor posición durante el viaje es en la parte trasera descubierta, desde donde tendrás las mejores vistas y poder hacer las mejores fotos. La vuelta la puedes hacer cuando empieza a anochecer para coincidir con el encendido del iluminado de las calles y de los rascacielos de la Gran Manzana.

Te aseguramos que el skyline iluminado seguramente será una de las imágenes que más recordarás del viaje a Nueva York.

 

Puente de Brooklyn y miradores de noche en Nueva York

Una vez haya finalizado la experiencia del ferry a Staten Island puedes ir paseando por la orilla del río Este, pasando por el muelle 16 desde donde tendrás unas preciosas vistas del Puente de Brooklyn de noche. Este puente de piedra es el más bonito de Nueva York y recorrer sus 2 kilómetros te llevará casi una hora, durante las que no podrás parar de echar fotos.

Este tour nocturno por Nueva York continúa en nuestros dos miradores favoritos de la ciudad: Brooklyn Heights Promenade, con vistas al skyline de Manhattan y el Empire Fulton Ferry Park, con vistas al Puente de Brooklyn.

También puedes leer: Puente de Brooklyn: el símbolo de Nueva York

 

Empire State Building o Top of the Rock de noche

Todo lo que no sabias sobre el Empire State

Una vez te hayas recreado con las vistas de Manhattan desde Brooklyn puedes coger el metro y visitar el siguiente de los lugares que ver de noche en Nueva York.

En este caso se trata de los dos mejores miradores de Nueva York: el Empire State Building y el Top of the Rock. El Empire State cierra a las 2 de la madrugada y el Top a las 12, según el ritmo que lleves puedes decantarte por uno u otro.

La entrada a los dos está incluida en el CityPASS, aunque en el Top of the Rock hay que ir antes para reservar la hora de subida, sobre todo si esta incluye la hora del atardecer. Si no tenéis el CityPass podéis reservar aquí por anticipado, en este caso te saltarás las colas, algo muy importante si no quieres perder tiempo y aprovechar al máximo el día.

La ventaja de subir de noche al mirador es que tendrás unas espectaculares vistas de Nueva York con el Empire State iluminado.

El Empire State Building es el rascacielos más famoso de Nueva York y uno de los lugares que visitar en Nueva York más imprescindibles.

Lee aquí: Todo lo que no sabias sobre el Empire State

 

Times Square

Times Square, símbolo de Nueva York

Times Square es el lugar más famoso y uno de los lugares que ver de noche en Nueva York más imprescindibles.

Una de las mejores cosas que hacer en Nueva York es visitarlo de día y de noche para ver cómo se va transformando al compás del pasar de las horas. Al llegar la noche las luces de neón, las grandes pantallas y los carteles anunciando las obras y musicales de Broadway te harán sentir como en una película, y es que todo Nueva York, sobre todo cuando cae la noche, parece un gran escenario.

Un lugar ideal para terminar la ruta por Nueva York de noche son las escaleras del TKTS. Aquí podrás comprar refrescos en alguno de los puestos de comida y sentarte en las famosas escaleras rojas desde las que tendrás unas magníficas vistas de todo Times Square de noche.

Lee aquí: Times Square, símbolo de Nueva York

 

Vibrar a ritmo de jazz

Visitar el Museo de Arte Rubin durante los viernes KT y podrás disfrutar desde puro soul y jazz en el Rubin hasta películas y charlas. El personal normalmente suele escoger algunos temas de las colecciones del museo para hablar sobre ellos.

 

Disfruta de un espectáculo

Es algo que tiene que hacer al menos una vez en la vida. Broadway es una experiencia dramatúrgica sin igual, exuberante, espectacular. Y con eso solo estamos definiendo a la audiencia. Tiene 40 teatros para elegir, por lo que podrá encontrar un espectáculo a la vuelta de la esquina.

 

Te puede interesar: 

Isabel Cisneros