Ser optimista puede mejorar la salud cardiovascular. Los investigadores estudiaron cómo el entorno social o el bienestar psicológico pueden ayudar a fortalecer las perspectivas de las personas con alguna enfermedad, ¡y dieron en el clavo!

 

Mente sana, cuerpo sano

jercicio que le devolverá la flexibilidad a tu cuerpo

El estudio define la salud cardiovascular en dos partes: conductas de salud (dieta saludable, actividad física, tabaquismo e índice de masa corporal) y factores de salud (presión arterial favorable, colesterol total y glucosa).
Previamente algunos estudios habían demostrado relación entre el optimismo (una faceta del bienestar psicológico) y la enfermedad cardíaca, incluido una investigación de 2017 que mostró que las mujeres mayores más optimistas tenían un riesgo 38 por ciento menor de mortalidad por enfermedad cardíaca.

 

Vida más sana

Lineamientos sobre ejercicio, caminatas breves, longevidad

En este nuevo trabajo, los científicos han observado que los pacientes más optimistas tenían menos probabilidades de ser fumadores y realizaban más actividad física de forma regular. Además, tenían dietas más saludables ya que consumían más frutas y verduras y menos carnes y productos procesados.

El bienestar psicológico influyó en la salud del corazón a través de procesos biológicos, comportamientos de salud y recursos psicosociales. Tener una sólida red de apoyo social también les brinda confianza a los pacientes sobre su salud futura y les ayuda a actuar con prontitud en el asesoramiento médico, participar en la resolución de problemas y tomar medidas preventivas activas”, señala el trabajo.

 

Claves para vivir de una forma optimista

Música para ser feliz. Estas canciones tienen efectos positivos en el cerebro

La mentalidad es importante

Primero que todo cambia tu mentalidad. Sólo si tienes un verdadero deseo de lograr lo que te propones y si realmente crees en ti mismo, tendrás éxito. No permitas a otros entrometerse en tu vida: No todas las personas piensan como tú, especialmente tus amigos o familiares.

  • ¡No pretendas! Sé honesto contigo mismo. Siente la bondad de la gente. Que las personas no sean como tú, no significa que sean malos. Compréndelos, aprende a percibir y a recibir su bondad.

Lee aquí: Rejuvenecer el corazón a través del ejercicio

  • Acepta tus fracasos

Quizás no exista una persona en este mundo que no haya fallado. Nuestros fracasos y éxitos son cuestiones de aprendizaje que nos llevan al logro y la realización, no deberías sentirte mal por fracasar, y en vez de ello aprender de las situaciones.

  • Un estilo de vida optimista no es utópico

El trabajo duro y gran cantidad de obstáculos en la vida, es la realidad. Ser optimista no es evadir estos obstáculos, más que enfrentarlos, aprender y superarlos.

El optimismo puede mejorar tu vida, pero para mejorar tu vida debes aceptar que no te encuentras en el estado ideal y aceptar que puedes mejorar en todo momento.

La motivación lo es todo: El pensamiento positivo es inútil sin una verdadera motivación.

También puedes leer: Cinco claves para moverte más a diario

Isabel Cisneros