A medida que más estados en Estados Unidos legalizan la marihuana, algunos funcionarios, investigadores y otros se preocupan por lo que podría significar para uno de los mayores éxitos de salud pública del país: controlar el consumo de cigarrillos.

La ciencia demostró el peligro del cigarrillo para los pulmones:

  • Fumar debilita la función pulmonar
  • Causa cáncer de pulmón
  • Problemas respiratorios a largo plazo como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

A diferencia de los cigarrillos, hay evidencia de ciertos beneficios para la salud que aporta la marihuana, como aliviar el dolor crónico.

Además de que se puede consumir sin fumarla.

La mayoría de los estados ahora tienen programas para su uso médico legal, y 10 estados y el Distrito de Columbia han aprobado su uso recreativo.

Te puede interesar: Marihuana medicinal contra el dolor crónico

Tabaco vs marihuana

Tabaco vs marihuana Lo que dice la ciencia respecto a fumar

Si se confrontan estas dos drogas, el humo de la marihuana es muy similar al del tabaco.

Como muchos de nosotros sabemos, fumar tabaco tiene una historia larga y bien documentada asociada con altos riesgos de cáncer de pulmón, enfisema, enfermedades cardíacas y presión arterial alta.

En general, fumar tabaco mata a casi medio millón de personas cada año en los Estados Unidos.

El mayor impacto que tiene el tabaco en los pulmones es el desarrollo tan rápido de enfermedades pulmonares destructivas.

Lo que hace que fumar cigarrillos sea la tercera causa de muerte prevenible en EE.UU.

Por desgracia, el humo del cigarro causa daños permanentes e irreversibles a las células del cuerpo.

“Productos diferentes”

“Son productos diferentes y necesitan ser tratados de manera diferente”, dice Mason Tvert, un portavoz del Marijuana Policy Project, que aboga por su legalización.

Al mismo tiempo, estudios han demostrado un cruce entre el uso de la marihuana y el tabaco.

Y si bien fumar cannabis puede ser menos peligroso que el tabaco para la salud pulmonar, la hierba no es totalmente inocua.

Algunos funcionarios de salud y activistas antitabaco también se preocupan por insertar la marihuana legal en el creciente mundo del vapeo, dadas las incertidumbres sobre los efectos a largo plazo de esa alternativa.

Si bien fumar cigarrillos es el principal factor de riesgo para el cáncer de pulmón, parte de la evidencia científica sugiere que no existe una relación entre fumar marihuana y dicho padecimiento.

Eso es según un informe federal de 2017 que completó casi dos décadas de estudios sobre la marihuana.

Pero la investigación se ha visto limitada porque el gobierno federal clasifica la marihuana como una sustancia controlada como la heroína.

Y aunque el tabaquismo es una causa importante de enfermedad cardíaca, el informe concluyó que no está claro si el consumo de marihuana está asociado con ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Pero hay pruebas sólidas que relacionan el consumo de cannabis a largo plazo con peores toses y brotes más frecuentes de bronquitis crónica, según el informe de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina.

Lee aquí: Marihuana medicinal para la tercera edad: alivio para la salud

Isabel Cisneros